NUESTRO YACIMIENTO

Nuestro compromiso con la historia...

El Castellar: un hallazgo arqueológico del siglo XXI

Marco Aurelio Esquembre Bebia
ARPA patrimonio S.L.
Director del proyecto de investigación del yacimiento de El Castellar Villena (Alicante)

Durante 6 años hemos estado trabajando en el yacimiento de El Castellar. Somos un equipo de investigación multidisciplinar formado por técnicos y científicos de la universidad y del sector privado. Venimos de distintas áreas, como la arquitectura, la restauración y la arqueología, provenientes de la universidad. Con nuestra experiencia y conocimientos, hemos intervenido en la investigación y recuperación de este excepcional yacimiento.

Bodegas Francisco Gómez ha apostado por un estudio científico, una recuperación rigorista y una puesta en valor del yacimiento. Todos los trabajos que hemos realizado en El Castellar han contado con la colaboración del Museo Arqueológico de Villena.

Don José María Soler conocía desde hace años que se trataba de un asentamiento fortificado medieval «islámico» en altura, con un cerco a piedra seca de conformación masiva y carente de estructuras internas. Las nuevas intervenciones han puesto al descubierto un yacimiento muy diferente.

ETAPAS DEL TRABAJO

Las tareas que hemos desarrollado en El Castellar se han agrupado en varias fases. La primera, de excavación y documentación de las estructuras existentes. Seguido, procedimos a recuperar las estructuras perdidas por las obras de adecuación del terreno realizadas en años anteriores. Esta fase nos aportó una información tan relevante que nos impulsó a una intervención más efectiva e integral.

Una segunda campaña de excavación incluyó las estructuras internas de habitación, lo que nos aportó una información cronológica más precisa. Finalmente, realizamos un proyecto de puesta en valor donde se planificó tanto la intervención arqueológica como la arquitectónica. En este punto planteamos un criterio de restauración para la recuperación de la estructura de muralla de forma integral. De esta forma, podríamos presentar al público el conjunto monumental.

Se trata de un hallazgo excepcional que debe enmarcarse en la dinámica en la que nos encontramos hoy en día. Por una parte, estamos en un proceso de renovación de conceptos y teorías, tanto en el campo científico y técnico como en el social y cultural. Por otra, conocemos mejor los complejos sistemas económicos del pasado. Por ello, estamos en disposición de interpretar y comprender los nuevos datos y descubrimientos desde una nueva perspectiva.

Yacimiento arqueológico El Castellar

UN YACIMIENTO EXTRAORDINARIO

En primer lugar, la teórica. El yacimiento viene a ocupar un vacío en el registro arqueológico y cultural en el Alto Vinalopó. Este hecho pone en tela de juicio el manido recurso de vacíos culturales que emplean investigadores y escritores sobre los periodos posteriores al Bronce Final y anteriores al mundo romano. Es una muestra de puro despiste científico y de falta de trabajos serios. El Museo Arqueológico de Villena ha tratado de paliar esta situación con campañas de prospecciones, difíciles y siempre incompletas.

Es excepcional porque abre una discusión tanto para el periodo que ocupa este yacimiento (entre los siglos VII y VI a.C.) como para interpretar los periodos anteriores, como el fin del Cabezo Redondo en el Bronce Tardío-Final y posteriores en el mundo ibérico.

Permite abrir un debate sobre los circuitos económicos y sociales en la prehistoria reciente. Pone en relieve la importancia económica del Alto Vinalopó y la comarca de Villena en aquella época. Asimismo, nos permite intuir su posicionamiento geoestratégico en relación a las comarcas vecinas.

Plantea un debate sobre los recursos, explotación, comercialización y transformación en riqueza de estas tierras. Nos permite conocer otros cambios que se produjeron en la época, como sociales y religiosos.

A su vez, aporta una nueva pieza al debate sobre la pertenencia del Tesoro de Villena a las poblaciones locales. En el periodo de las colonizaciones, el aspecto socio-económico es fundamental a la hora de interpretar su irrupción e implantación. La existencia de un yacimiento como El Castellar confirmaría la tesis de una rica dinámica socioeconómica y cultural de los pueblos que habitaban estas tierras en la prehistoria.

En segundo lugar, este yacimiento es excepcional por sus estructuras. Aprovechando los abruptos relieves de la Sierra de Enmedio, se alza una muralla a piedra seca de dimensiones espectaculares en uno de los salientes rocosos. El lienzo amurallado cuenta con cuatro sólidas torres y un acceso en codo. Por su parte interna, el recorrido de la muralla se jalona con un adarve muy bien conservado. Este recinto alberga un conjunto de viviendas y edificios de carácter civil y religioso.

El asentamiento aporta un interesante conjunto de materiales de los siglos VII y VI a.C. Es claramente adscribible al periodo de las colonizaciones, enmarcado en la época de expansión fenicia.

Fue un periodo crítico en el desarrollo de nuestras tierras. En esta época se asimilan innovaciones tecnológicas, la cerámica a torno o mejoras en la metalurgia. También fue crítico por las mejoras económicas con el cultivo de la vid, olivo y cereales. Se produjeron novedades culturales con la introducción de la escritura. Incluso hubo innovaciones religiosas con la incorporación de un panteón complejo y rico, similar en todo el Mediterráneo. Estas innovaciones se producen en una sociedad indígena (local), culturalmente compleja y rica de la que todavía desconocemos mucho.

A su vez, el yacimiento de El Castellar aporta nuevos datos sobre el proceso de formación de la cultura ibérica. Los primeros análisis nos indican una implantación muy temprana y decidida del consumo del aceite y del vino. A esto le siguió la incorporación del cultivo de la vid, olivo y cereales en nuestras comarcas.

Aun así, es difícil precisar el alcance de este descubrimiento. A diferencia de otros yacimientos, en El Castellar se ha generado un espacio único de alto valor cultural y paisajístico que pretende generar una dinámica social, cultural y económica para todo el entorno. Gracias a la iniciativa de Don Francisco Gómez de excavar, rehabilitar y ponerlo en valor, se han realizado unas oportunas tareas en innovación, desarrollo e investigación en la localidad de Villena.

Un lugar para recrearse…

NUESTRA FINCA

0