FONDILLÓN

El gran tesoro de nuestra bodega.
Un vino generoso único en el mundo...

Fondillón de Alicante

Fue el primer vino que tuvo nombre propio, antes incluso que otros como el Jerez, Oporto o Champagne. Posee una personalidad tan extraordinaria y peculiar que ha pasado por mesas de reyes y personajes ilustres de la historia. Desde siempre ha sido el vino más cotizado de todos ellos; una joya única que llega hasta nuestros días.

Son innumerables los testimonios históricos que nos ha dejado este vino de alta gama. Existen registros de 1498 sobre los tintos de monastrell de Alicante, que fueron, sin duda, el origen del fondillón. En el siglo XV era un vino muy solicitado. Lo fue en grandes expediciones como la primera vuelta al mundo que realizaron Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. En esta travesía, el fondillón evitó que la tripulación padeciera escorbuto, gracias a su alto contenido en vitamina C.

También gozaba de gran predicamento en la corte de Fernando El Católico o en los salones de Luis XIV. Shakespeare, Miguel de Cervantes o Emilio Salgari lo nombran en algunas de sus obras. También encontramos referencias en El Conde de Montecristo, de Alejandro Dumas o en Robinson Crusoe, de Daniel Defoe.

El fondillón es un vino histórico, reconocido por la Unión Europea y con una especial protección en la DO Alicante.

¿Cómo se elabora el fondillón?

Este producto tan excepcional solo lo pueden elaborar menos de 10 bodegas en Alicante, en todo el mundo y de forma exclusiva. Por eso es para nosotros un verdadero privilegio encontrarnos entre ellas.

El nombre de “fondo” o “fondillo” proviene del largo tiempo de crianza en las cavas que necesita este vino para ser elaborado. Debido a esta longevidad, los bodegueros colocaban las barricas al fondo de la bodega. Pasados los 10 años mínimo de crianza, los sacaban.

Este vino tinto se elabora únicamente con uva de la variedad monastrell y en cosechas de calidad excepcional. Esto es, solo en los años que el clima favorece la sobremaduración de la uva en la cepa. Esta sobremaduración produce vinos de alto poder alcohólico que deben ser de un mínimo de 16%. La levadura comienza su fermentación y al terminar suele dejar restos de azúcares, dándole ese toque dulce tan característico.

 

¿Quieres conocerlo mejor?

 

Los viñedos donde nacen estas uvas son muy viejos y han sido acariciados por los cálidos aires del Mare Nostrum. Para la elaboración del fondillón solo la paciencia y el mimo pueden convertir este vino en una auténtica joya.

El envejecimiento de nuestros fondillones se realiza de forma tradicional siguiendo el sistema de soleras y criados durante más de 40 años. La mezcla de las más antiguas con otras más nuevas, dota a este vino de una gran riqueza.

En Bodegas Francisco Gómez contamos con una solera de 1988 y otra especial de 1972. Esto nos convierte en una de las pocas bodegas en el mundo que ofrece este exclusivo vino llamado Fondillón.

NOTA DE CATA

Este es un vino de gran cuerpo, de color caoba y reflejos cobrizos y ámbar, que denotan su madurez.

En nariz es potente, complejo y peculiar con aroma a frutos secos, confituras, dátiles y fruta muy madura.

Al paladar es suave y cálido con toques a higos y pasas. Tiene un largo final gratamente espiado de la noble y vieja madera.

Quo Vadis Solera de 1972 y Pago FG Solera de 1988, muestran el legado de las mejores cosechas de monastrell de Alicante.

Es ideal para tomar solo, como aperitivo o acompañado de quesos muy curados, salazones o foie. También con los postres para ensalzar dulces, repostería, turrones o helados.

 

¿Conoces todos nuestros vinos?

ENTRA Y DESCÚBRELOS

0